Áridos

El sector de los áridos se reactiva lentamente, preocupado por la falta de contratación

En esta encuesta sobre la situación del sector de los áridos respecto a la COVID-19, han participado 179 empresas de todo el país y, nuevamente, se observan escasas diferencias entre las Comunidades Autónomas.

La lenta recuperación del sector de los áridos se ve amenazada por la falta de contratación originada por el parón de la licitación pública, la de la actividad privada y por la gran incertidumbre existente.

Salud: Reducción de la incidencia sanitaria del COVID-19, en el sector

  • La incidencia de la COVID-19 entre trabajadores se ha reducido, del 8,97% de empresas con algún trabajador infectado en la primera encuesta de hace más de un mes, al 0,98%. Y se ha pasado de 0,52% empresas con casos de contagio entre trabajadores en aquella encuesta, a 0% en el último cuestionario.
  • También se observa un incremento de las empresas donde los trabajadores de riesgo (según el Ministerio de Sanidad) están pudiendo acudir al puesto de trabajo por decisiones del Servicio de Prevención, pasando del 36,8% de las empresas al 17,53% en la última encuesta. Se observa un cierto estancamiento.

Caída de la actividad: Ligera mejoría pero con perspectivas negativas

  • La caída de actividad promedio declarada por las empresas es del -38,69% en las últimas semanas.
  • Reducción de la actividad al 53% (1er periodo), 28,5% (2º periodo), pequeña recuperación al 45,1% (3er periodo), ligero incremento al 49,9% (4º periodo).
  • En los últimos 21 días se ha recuperado ligeramente al 61,3%. Se produce una importante mejoría de +8,17% respecto al primer periodo.
  • Se espera que la facturación se reduzca un -32,4% de promedio, con una ligera mejoría de 6,9 pp, respecto al periodo anterior.
  • La caída de ventas para el año será del -34,6%. La perspectiva ha mejorado casi 7 pp.
  • El nivel de nuevas ofertas es muy bajo (3,81/10), pero ha mejorado algo en el último periodo, estando en el -58% por debajo de lo normal, lo que sigo augurando un parón diferido de la actividad, si no se adoptan medidas dinamizadoras de la construcción.

Viabilidad de las empresas: la opinión es algo más optimista, aunque negativa

  • En promedio, las empresas consideran que sus problemas siguen disminuyendo en importancia, apuntando a una progresiva (pero lenta) normalización de la actividad. Destacan la incertidumbre, el desabastecimiento de EPIs y la paralización de obras, como principales problemas.
  • La estrategia comercial, los ratios de liquidez y tesorería, la gestión de personas, la comunicación y los impagados son las áreas más afectadas.
  • Poco a poco, las perspectivas de las empresas, van mejorando, aunque siguen siendo muy negativas:
    • En el 43,6% de los casos, las empresas consideran que la plantilla disminuirá.
    • En el 47,5% de los casos, las empresas no ven comprometida su viabilidad. El 9,9% sí y el 42,6% no lo sabe. La opinión es ligeramente más optimista.
    • El 70,3% no considera que deba recurrir al concurso de acreedores, el 29,7% no lo sabe y el 0% considera que deberá hacerlo. Igualmente, la perspectiva es algo mejor.

Información de ANEFA