Hoja de Ruta para la gestión sostenible de las materias primas minerales

Aprobada la Hoja de Ruta para la gestión sostenible de las materias primas minerales

A petición del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), el Consejo de Ministros ha aprobado la Hoja de Ruta para la gestión sostenible de las materias primas minerales, que refuerza la autonomía estratégica del país y la seguridad de abastecimiento de suministros clave para la transición energética y el desarrollo digital.

Para afrontar la nueva geopolítica de materias primas y para garantizar el éxito de la transición ecológica, la Hoja de Ruta se alinea con las políticas europeas sobre materias primas –como el Plan de Acción de Materias Primas Fundamentales o el reciente REPowerEU–, y con herramientas nacionales, como la Estrategia de Seguridad Nacional aprobada el pasado mes de febrero o la Estrategia de Descarbonización a Largo Plazo 2050.

La Hoja de Ruta contempla cuatro orientaciones estratégicas.

  • En primer lugar, busca la eficiencia y la economía circular en las cadenas de valor del suministro de materias primas minerales, integrando y concretando para la industria extractiva los objetivos y líneas de actuación de la Estrategia España Circular 2030.
  • En segundo lugar, plantea una oportunidad para impulsar y consolidar la gestión sostenible de las materias primas minerales en la industria extractiva española.
  • En tercer lugar, pone el foco en garantizar la seguridad de suministro y el cumplimiento de los requisitos medioambientales, geoestratégicos y de justicia social en la importación de materias primas minerales.
  • Y en cuarto y último lugar, la Hoja de Ruta fomentará la industria de materias primas minerales de carácter estratégico para la transición energética y digital, por su empleo masivo en la implantación de energías renovables, baterías para vehículos eléctricos o almacenamiento a medio y largo plazo de energía, alineándose con las políticas europeas de acceso a los recursos y sostenibilidad.

Gracias a la Hoja de Ruta para la gestión sostenible de las materias primas minerales, España mejorará su autonomía estratégica con una actividad extractiva más sostenible, circular, segura y eficiente, mejorando la competitividad de sus empresas y colaborando activamente para alcanzar los objetivos de la transición energética, la neutralidad climática y el reto demográfico.

Acceder: Hoja de Ruta para la gestión sostenible de las Materias Primas Minerales

PAPEL DE PRIMIGEA

Es preciso resaltar que PRIMIGEA y las organizaciones integradas en ella han jugado un papel esencial en la iniciativa, pues primero formularon la propuesta de elaborar la Hoja de Ruta a Sara Aagesen Muñoz, secretaria de Estado de Energía, y a Manuel García Hernández, director general de Política Energética y Minas, en una reunión celebrada en plena pandemia (verano del 2020). Después, en octubre y noviembre de ese año se participó en la consulta pública previa con un potente documento de PRIMIGEA respaldado por centenares de personas y entidades, que contenía múltiples contenidos que han sido tenidos en cuenta en el texto final, logrando un 83% de opiniones a favor. Tras seguir impulsando la iniciativa, PRIMIGEA volvió a participar en marzo de 2022 en la consulta pública con otro documento respaldado por 820 entidades y personas y logrando nuevamente que la iniciativa tuviera el respaldo del 96,2% de los participantes. Finalmente, el Congreso Nacional de Áridos nos sirvió para acelerar el proceso de publicación que ahora culmina.

Desde que, en 1987 decayó el Plan Nacional de Abastecimiento de materias primas minerales, España no ha tenido ninguna estrategia de país que permitiera el desarrollo de esta industria al servicio de la sostenibilidad de empresas y ciudadanos.

Por eso, es un éxito sin precedentes que se haya aprobado la Hoja de Ruta para la gestión sostenible de las materias primas minerales, como marco general alineado con las estrategias europeas para colocar a esta industria esencial en su debido lugar, como proveedora de todo lo necesario para el desarrollo económico y el mantenimiento de la calidad de vida de los ciudadanos.

Más que nunca, la pandemia por COVID-19 y la crisis de materias primas minerales, energía y suministros han venido a demostrar a todos los ciudadanos europeos lo decisivo que es para la estabilidad económica de todos, el poder realizar una exploración, extracción y tratamiento sostenibles de las rocas y minerales autóctonos.

NOTA: imagen extraida del Documento: Hoja de Ruta para la gestión sostenible de las Materias Primas Minerales del Ministerio para la Transisición Ecológica y el Reto Demográfico