SODIRA IBERIA y el resto de miembros del consorcio que integran el proyecto VALREC, junto con representantes de la Comunidad de Madrid, celebran una reunión de seguimiento de los trabajos en las instalaciones de Allgaier Mogensen.

VALREC avanza en el uso de Residuos de Construcción y Demolición para fabricar nuevos productos de construción: “la Economía Circular es una gran oportunidad para generar valor»

SODIRA IBERIA y el resto de miembros del consorcio que integran el proyecto VALREC, junto con representantes de la Comunidad de Madrid, celebran una reunión de seguimiento de los trabajos en las instalaciones de Allgaier Mogensen.

El grupo de trabajo y la administración regional, que financia el proyecto, coinciden en la gran oportunidad que supone VALREC para innovar e incrementar la circularidad, trazabilidad y pureza de los recursos minerales presentes en los RCD.

El proyecto VALREC, de economía circular financiado por la Comunidad de Madrid (CAM) para potenciar el uso de los Residuos de Construcción y Demolición (RCD) en la fabricación ecoeficiente de nuevos productos de construcción, ya muestra sus primeros avances. Así ha quedado patente en esta reunión de seguimiento del consorcio que está desarrollando los trabajos, en la que ha participado Sodira Iberia junto con el resto de las empresas que lo forman, así como representantes de la CAM.

Durante el encuentro, en el que se han puesto en común los pasos dados en los diferentes paquetes de trabajo, los miembros del consorcio y de la administración regional han coincidido en la gran oportunidad que supone VALREC para innovar e incrementar la circularidad, trazabilidad y pureza de los recursos minerales presentes en los RCD. En este sentido, se ha incidido en la necesidad de avanzar en la digitalización de la gestión de residuos, de mejorar el proceso por el que se da valor a la fracción mineral de los RCD y en potenciar la divulgación y sensibilización de la sociedad sobre la importancia de la economía circular.

“La economía circular es una gran oportunidad para generar valor e innovar en ella es una inversión y no un gasto”, ha argumentado Vicente Parras, subdirector general de Innovación Tecnológica de la CAM. Parras ha destacado también la importancia de que se haya creado un ecosistema de empresas en innovación aplicada en torno a VALREC.

En este punto, Ana Cremades, directora general de Investigación e Innovación Tecnológica de la CAM, ha añadido la gran relevancia que tienen consorcios como VALREC, que “potencian una visión a largo plazo de la innovación”.

Economía circular como solución

En un contexto como el de la CAM, en el que más de la mitad del suelo está protegido y en el que la construcción va a seguir creciendo, “la economía circular se presenta como la gran solución”. Así lo ha manifestado Cristina Aparicio, directora general de Economía Circular del gobierno regional, quien ha puesto el foco en que, en este escenario, los impactos económicos, sociales y medioambientales de proyectos de economía circular como VALREC cobran especial relevancia.

Así mismo, Aparicio ha matizado que en la CAM hay una gran cantidad de árido fino secundario que no tiene salida comercial y que, a día de hoy, acaba en el vertedero. Ante esta realidad, los miembros del consorcio y de la administración regional han coincidido en que el proyecto VALREC se presenta como una solución idónea para dar respuesta a este reto, generando tejido industrial y empleo verde en torno al reciclaje de RCD.

Avances en el tratamiento de áridos

Tras la reunión, los representantes de la CAM y del grupo de trabajo han visitado la planta piloto de la empresa ALLGAIER MOGENSEN —uno de los miembros del consorcio—, donde han visto de primera mano el avance en el proceso de tratamiento de los áridos mediante la separación de las corrientes minerales del residuo según sus densidades. De esta manera, se obtiene un material reciclado de mayor calidad libre de impurezas y yesos.

El consorcio del proyecto VALREC lo forman Surge Ambiental y Valoriza —ambas del Grupo Sacyr— SODIRA IBERIA, ALLGAIER MOGENSEN, ADCORE, SIKA, HORMICRUZ, KOLOKIUM y Green Building Council España (GBCe). Además, cuenta con el apoyo del centro de investigación y desarrollo tecnológico TECNALIA, del Instituto Eduardo Torroja de Ciencias de la Construcción IETcc y de la Universidad Autónoma de Madrid UAM.

El proyecto cuenta con un presupuesto de más de 5 millones de euros y tiene una duración de 24 meses. VALREC está subvencionado en el marco de la convocatoria de ayudas de 2020 para contribuir a la mejora de la cooperación público-privada en I+D en áreas de importancia estratégica para la económica madrileña sobre proyectos tractores elaborados por Núcleos de Innovación Abierta —HUBS de Innovación—, dentro de la Estrategia Regional de Investigación para una Especialización Inteligente —RIS3—.